El aprendiz de mago

Portada
SM, 1998 - 96 páginas
Max se entera por el periódico de que ha muerto su vecino el mago. Ese es el motivo de que vaya a su casa; piensa que tal vez pueda ayudar a las palomas y los conejos que el mago ha dejado allí. Pero en la casa hace un importante descubrimiento: el mago no está muerto. De esta manera, el chico se convierte en su ayudante y aprende muchos trucos. Asimismo, le consigue a su vecino un nuevo puesto en el circo. Pero el mago aprende también que el público es lo importante. A partir de ahora, el mago podrá demostrar lo que sabe ante el público. Y Max está muy contento por todo lo que ha aprendido.

Comentarios de la gente - Escribir un comentario

No encontramos ningún comentario en los lugares habituales.

Otras ediciones - Ver todas

Información bibliográfica